Facebook es, desde hace años, la red social con más usuarios de todos el mundo. Más de 2000 millones de personas se conectan a la plataforma creada por Mark Zuckerberg a diario. Siendo un gran porcentaje de estos, personas que poseen pequeñas empresas o negocios locales que desean utilizar Internet para dar a conocer sus actividades y aumentar sus ganancias.

Pero, ¿lo están haciendo bien? Usar Facebook como una herramienta para contactar con nuestros clientes e informarles de los servicios que ofrecemos es fundamental. Pero a veces, los propietarios, al decidirse por crear una cuenta en Facebook para su empresa, abren un Perfil Personal en lugar de una Página. Una opción nada recomendable por una serie de motivos de los que vamos a hablar a continuación.

Si quieres informarte bien antes de dar tus primeros pasos en Facebook, o si en cambio quieres saber como potenciar tu presencia en esta Red Social, te recomendamos apuntar estos consejos en los que te explicamos por qué no debes abrir un perfil para tu negocio. ¡Sigue leyendo!

1) ¿Buscas tener Amigos o hacer Clientes?

En primer lugar, hay que tener en cuenta que un Perfil está orientado a identificar a una persona y se crea usando un nombre real. Una Página en cambio sirve para representar, por ejemplo, a una marca de ropa, a una empresa multinacional, a la página web de un periodico, etc…

Un Perfil contiene información personal, nuestros gustos, aficiones e intereses, y se emplea para servir como vía de comunicación con los amigos que tengamos asociados a nuestra cuenta. El objetivo de toda Página es conectar con otros usuarios de Facebook, hacer visible nuestras actividades, los productos y servicios que ofertamos, y crear empatía con nuestra marca personal. En definitiva, localizar, atraer y fidelizar clientes. 

facebook
Página de inicio de Facebook

2) Trabaja la visibilidad y la imagen de tu marca

Una de las metas que te propones lograr a la hora de crear un Facebook para tu empresa es llegar al mayor número de personas. Es cierto que, al crear un Perfil, agregar amigos y compartir contenido, se logra un alcance orgánico nada malo. Pero es necesario para ello contar con una buena cantidad de conocidos que acepten una petición de amistad y publicar de forma constante.

Además, de cara a la imagen de negocio que se ofrece asi, puede dar la impresion de cierto intrusismo en la vida personal de estos usuarios. ¿Para que necesita una empresa saber cuando una persona cumple años, o bien vea las fotos de tus últimas vacaciones? El público al que van dirigidas ambas funcionalidades pueden ser complementarios, pero son ante todo, distintos.

Con una Página puedes compartir publicaciones de calidad sobre tus productos, crear promociones con las que llamar la atención de tu público objetivo y anunciar cambios en los servicios que ofertas. Podrás trabajar tu imagen de marca personalizando tu página a gusto, añadiendo botones de llamada a la acción, enviando respuestas personalizadas a los mensajes privados que te lleguen, marcar tus horarios de atención al público…

Ademas, los motores de búsqueda como Google usan las redes sociales para mejorar el posicionamiento de las páginas webs. Asi que si tienes una web corporativa o una tienda online, estas podrán llegar a más personas gracias a estar enlazadas con una Página.

Todo ello no supone ninguna traba a la privacidad para otros usuarios, ya que estos son los que deciden seguirte o no al dar un Me gusta en la Página.

3) Da a conocer tu empresa con anuncios publicitarios

A traves de un Perfil de Facebook no podrás hacer uso de una de las herramientas más útitles que la plataforma pone a disposición de los negocios: Facebook Ads, o lo que es lo mismo, la posibilidad de crear anuncios personalizados y orientados a las personas que te interesa captar como clientes.

Gracias a una serie de parametros facilmente editables, podrás diseñar un anuncio que verán solo y exclusivamente aquellas personas que consideres potenciales clientes, mostrar tus productos a un mayor número de personas e incrementar la cantidad de Likes a tu página eficazmente. Y todo esto tan solo por el presupuesto que tu quieras gastar.

4) Medir, medir, medir…

La medición de estadísticas es una de las piedras angulares del Marketing Online. Si tu intención es que tu empresa tenga presencia en la web, las Redes Sociales como Facebook te ofrecen la oportunidad de medir las estrategias que implementas en tus Páginas, ver detalles sobre la edad, los gustos o la ubicación de las personas que suelen interacturar con tus publicaciones e incluso detectar las mejoras horas en las que subir contenido.

En cambio, si utilizas un Perfil para tu negocio, no podrás tener acceso a estos registros y conocer de primera mano que acciones debes mejorar para lograr tus objetivos.

5) Tu Perfil puede ser eliminado por Facebook

Al crear o usar un Perfil para tu empresa, entrarías en un terreno peligroso. Al hacerlo, contradices las Condiciones de Uso de Facebook y, de detectar tu actividad o ser denunciado por otro usario, la plataforma podría eliminar tu cuenta, tus contactos, tu información. ¿Todo un fastidio no?

Recapitulando. Si es tu intención adaptar tu negocio a Internet y entrar de lleno en la Era Digital a través de las Redes Sociales, Facebook en este caso, lo mejor que puedes hacer es crear una página. ¡Nada de perfiles personales! Perderías la oportunidad de explotar todas las funcionalidades que la plataforma que ofrece para tu empresa y podrías hasta salir perjudicado con ello.

¿Quieres que tu negocio tenga presencia en Redes Sociales? ¿Te gustaría que BuboCom gestionase tu Página de Facebook? ¡Contacta con nosotros!